Piquito de oro

Acabo de enviar una solicitud de beca a falta de una hora de que cierren el plazo. Lo he hecho todo en un sólo día, ahí apurando y jugándomela (Murphy me ha dado tregua con sus usuales tretas informáticas, pero imagino que con la semana que me ha dado ya se siente satisfecho), pero sabiendo que lo más difícil, saber lo que quiero poner y tenerlo claro en mi mente, llevaba varios días macerándose, además de mucha bibliografía leída del tema para el proyecto abortado de Septiembre.

 

Ayer dediqué el día a recuperarme emocionalmente de los últimos días y me di un día de descanso total y absoluto, de ver películas non-stop y de dormir como si no hubiera un mañana. Hoy ya era persona y ya me he puesto en plan machaca con el asunto. No las tenía yo mucho conmigo de si sería capaz de llegar, pero al final el perder muchas noches de mi vida chateando hace mil años con estadounidenses, y el tener durante un tiempo un blog en inglés han dado sus frutos. Me resulta más fácil escribir ciertas cosas en inglés que en español y es que he desarrollado un piquito de oro cuando me pongo a ello. Aunque para escribir 1500 putas palabras me he pegado todo el día, de edición, reedición y tal, estoy bastante orgullosa del resultado y me he quedado con la sensación de que si fuera ellos, yo compraría. Y con lo pejiguera que soy, eso hace que tenga alguna que otra posibilidad de pasar los filtros.

 

Al menos eso va a compensar mi inusual carrera científica y que me puede dejar fuera sin contemplaciones (más siendo los que evaluan sucios académicos) y es que cada vez me cuesta más justificar ahí los huecazos, pero cuando me pongo creativa no hay quien me pare. En definitiva, yo he hecho mi parte y este finde ha sido tela de productivo con 2 solicitudes mandadas con el objetivo de avanzar en mi carrera/independencia económica.

 

Esto me llena de orgullo y satisfacción y desde ahora mismo declaro mi domingo terminado y me permito disfrutar de una infusión mientras veo un vídeo chorra antes de irme a dormir.

 

También declaro por terminada mi semana de decompresión y a partir de mañana empieza otro ciclo de 3 semanas mortales, que casualmente coincide con una mayor energía post-fiufiu-fiufiu (cuerpos y hormonas a mí, no sabe éste con quien se las está viendo! muajajajaja). Con un poco de suerte y si soy capaz de aguantar dos ciclos más, lo más jodido del año lo tendré ya hecho y enderezado. Lo cual es mi obsesión ahora mismo, porque lo de trabajar en verano con el buen tiempo es algo que debería estar prohibido por ley.

 

:)

 

¡Buenas noches y feliz semana!